Preocupación en Soldati por el decreto que permite importar basura

//Preocupación en Soldati por el decreto que permite importar basura

Preocupación en Soldati por el decreto que permite importar basura

Los vecinos y organizaciones protectoras del medio ambiente varios barrios porteños ya expresaron su preocupación por el reciente Decreto 591-2019 que permite importar basura. La nueva norma permite traer al país “desechos de papel y cartón, la chatarra ferrosa, la chatarra de aluminio, los desechos de material plástico y el cascote de vidrio, entre otros”. Esta situación puso en alerta a los vecinos de Villa Soldati que lucharon hace poco con el intento de creación de una quema de basura a cielo abierto y ahora contarían con nuevos agentes contaminantes en su planta. Actualmente se depositan por día 17 toneladas de basura en la CEAMSE de residuos provenientes de la Ciudad de Buenos Aires y del conurbano bonaerense, en la Ciudad hay iniciativas de recuperación de residuos como las plantas de procesamiento de residuos sólidos urbanos recuperados en Villa Soldati (Comuna 8), Barracas (Comuna 4) y la que abrirá antes de fin de año en Saavedra (Comuna 12). El Gobierno nacional propone una modificación a la Ley de Residuos Peligrosos sancionada en el gobierno de Carlos Menem (Ley N° 24.051). “Con la reforma constitucional de 1994, se incorporó en el último párrafo del artículo 41 la prohibición de ingreso al territorio nacional de residuos actual o potencialmente peligrosos, y de los radiactivos”, exponen los considerandos del Decreto. “En este marco normativo actual, resulta necesario reformular el alcance del Decreto No 181/92 y modificar los artículos que se encuentren desactualizados, adecuándose asimismo en lo pertinente el referido Decreto N° 831/93. Que, en este sentido, el Anexo integrante del Decreto No 181/92 deviene innecesario, por cuanto existe normativa específica sobre la identificación de residuos peligrosos. Por otra parte, en cuanto a la excepción establecida por el artículo 2° del decreto sobre importación de residuos y la necesidad de presentar un certificado de inocuidad sanitario y ambiental expedido en origen por autoridad competente y ratificado por la autoridad nacional ambiental al que hace mención, de acuerdo a la experiencia recogida por el organismo ambiental con competencia en la materia, en la práctica resulta de imposible cumplimiento, por cuanto los países exportadores únicamente emiten constancias indicando que en el marco regulatorio local, la corriente residual no es considerada un residuo peligroso”, dicen fuentes oficiales.

 

 

2019-09-05T11:41:12+00:00 05/09/2019|Categorias: Noticias|0 Comentarios

Escriba un comentário